DIABETES I, HERRAMIENTAS COMPLEMENTARIAS, INICIO

Lo que los que queremos a una persona con diabetes debemos saber sobre la hipoglucemia

La hipoglucemia surge cuando los niveles de azúcar en sangre se sitúan por debajo de los 60-70mg/dl, aproximadamente. Estos bajones de azúcar pueden sucederles tanto a personas que tienen diabetes, como a las que no, aunque es bastante habitual en personas diabéticas, que deben controlar sus niveles de glucosa mediante sistemas de medición. Normalmente estos son unos pequeños aparatos con los que se extrae una muestra de sangre de las yemas de los dedos, de manera sencilla y prácticamente indolora.

Los síntomas de la hipoglucemia y la hiperglucemia, que es justo lo contrario, cuando los niveles de glucosa se sitúan encima de lo recomendado, son en ocasiones difíciles de diferenciar si no tenemos un sistema de medición a mano. Que se lo digan a mi padre, que es insulinodependiente desde los 11 años, cuando una vez empecé a notarle síntomas que me recordaban a la hipoglucemia y le “obligué”, literalmente, a engullir dos raciones de hidratos de carbono. Pasó un buen rato y como continuaba teniendo síntomas pudo acceder a un glucómetro y, ¿cuál fue la sorpresa? Que tenía 360mg/dl. Resultó tener hiperglucemia en lugar de hipoglucemia, hiperglucemia que se agravó después de que le “obligase” a consumir dos raciones de hidratos de carbono, puesto que no supimos identificar correctamente los síntomas. Afortunadamente, esta situación no suele tener lugar y fue fruto de una sucesión de infortunios que acabó con mi padre con el azúcar por los aires y un buen pinchazo de insulina.

Pero para que este tipo de situaciones no se repitan, vamos a ver cuáles son los síntomas más comunes en una hipoglucemia, ya que es una circunstancia que se puede controlar fácilmente si se identifica a tiempo, pero puede suponer alteraciones de la calidad de vida de los pacientes si se suceden con habitualidad.

Según el endocrino y director médico de www.masendocrino.com, los síntomas de la hipoglucemia se diferencian en dos tipos: los adrenérgicos o de aviso y los neuriglucopénicos.

Si estamos cerca de un familiar, amigo, alumno o compañero de trabajo o clase con diabetes y lo notamos ansioso y con temblores, sudores fríos, debilidad, palpitaciones o le entra hambre de repente sin justificación o se queja de extremidades dormidas, es muy posible que esta persona esté experimentando una bajada de azúcar, aunque no hay por qué alarmarse demasiado, puesto que son síntomas “de aviso”, que a continuación veremos cómo solucionar.

Si no identificamos estos síntomas y el azúcar sigue bajando llegará un momento en el que la glucosa no llegue al cerebro, y ahí es cuando suceden los síntomas neuroglucopénicos, como por ejemplo, visión borrosa, desorientación o cambios de conducta que a veces se manifiestan mediante la agresividad o la negación, falta de coordinación al hablar, lapsus de conciencia e incluso “coma hipoglucémico”, que es el caso más grave. En definitiva, notaremos que nuestro familiar, amigo o compañero “no es él”, que no se comporta con normalidad.

¿Cómo podemos tratar la hipoglucemia?

Si una persona con diabetes está en la “primera fase” de la hipoglucemia, lo más probable es que pueda solucionar sin problemas esa situación por sí solo. No obstante, se encontrará un poco desorientado, por lo que puedes ayudarle, sin agobiar, a buscar un sistema de medición y a preparar una ración o ración y media de hidratos de carbono de absorción rápida para que recupere los niveles óptimos. Una ración de hidratos de carbono podemos conseguirla tomando medio vaso de zumo de fruta o un sobre de azúcar, aunque existen sobres de glucosa de absorción rápida que se venden en farmacias y que las personas con diabetes suelen tener a mano siempre.

Si no mejora en 10 o 15 minutos deberás llevarle a un centro médico o llamar a una ambulancia.

¿Y si la hipoglucemia es grave?

Es muy importante que si nuestro ser querido no está consciente, no le demos ningún alimento que se ingiera por la boca, pues se podría ahogar. Automáticamente habrá que llamar al teléfono de urgencias, en el caso de España el 112.

Hasta que llegue la ambulancia, hay algo que sí podemos hacer, que es inyectarle “glucagón”, una hormona que produce el páncreas y que sube los niveles de azúcar en sangre. La persona con diabetes deberá tener a mano un kit de glucagón en el trabajo, en casa y en el colegio y enseñar a una persona cercana de cada lugar a inyectarlo correctamente, aunque es muy sencillo.

Y hasta aquí el post de hoy, espero que os haya parecido interesante y que este tipo de contenidos sirvan para que la calidad de vida de las personas con diabetes y la de todos los que les acompañamos mejore. Próximamente… “Lo que un ser querido de una persona con diabetes debe saber sobre la hiperglucemia”. ¡Hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s